MPS Monitor 2.0 obtiene el sello BLI Security Validation Testing for Policy Compliance del Keypoint Intelligence-Buyers Lab

MPS Monitor 2.0 obtiene el sello BLI Security Validation Testing for Policy Compliance del Keypoint Intelligence-Buyers Lab

MPS Monitor, líder mundial en la Supervisión Remota y Gestión de impresoras y dispositivos multifunción, ha anunciado que su plataforma MPS Monitor 2.0 es una de las primeras en pasar el Printer & MFP Security Validation Testing for Policy Compliance, por parte del Keypoint Intelligence-Buyers Lab (BLI) alcanzando, de esta forma, el sello de Policy Compliance BLI. Este reconocimiento se aplica a la solución software comprobada, en el período que empezó el 31 de julio de 2020 y terminará el 1 de agosto de 2022.

El protocolo del BLI Security Validation Testing - Policy Compliance incluye una combinación de pruebas prácticas por parte de técnicos software de Keypoint Intelligence y una observación en tiempo real de la funcionalidad demostrada por parte de dichos técnicos junto con el personal de MPS Monitor. Como parte del protocolo de evaluación, los técnicos de Keypoint Intelligence utilizan herramientas de gestión OEM para las configuraciones de seguridad específicas esperadas y guardan estas configuraciones como un modelo “de policy”, aplican la política en toda la flota para asegurarse de que los dispositivos sean conformes, monitorizan estas configuraciones de manera continua, solucionan automáticamente problemas en los dispositivos no conformes, y más.

Los analistas de Keypoint Intelligence confirman las características declaradas y la eficacia de la plataforma MPS Monitor 2.0, para satisfacer los criterios de metodología de la prueba cuando se utiliza en la gestión de impresoras HP y multifunción suportados por la plataforma HP SDS:

•  Identificar y destacar firmwares en riesgo (es decir, firmwares obsoletos con posibles vulnerabilidades) que todavía están en uso en los dispositivos

•  Proporcionar funciones de actualización del firmware seguras y escalables

•  Comprobar que los dispositivos de un cliente estén protegidos según las configuraciones recomendadas por el vendedor y/o por el cliente (a través de modelos, políticas o mecanismos similares)

•  Proporcionar un método para descubrir dispositivos no conformes

•  Generar un informe (o una página del panel de control) que muestra los dispositivos a riesgo

•  Proporcionar una manera de aplicar automáticamente las configuraciones deseadas para restablecer los dispositivos según la conformidad

•  Ofrecer controles continuos para asegurar que los dispositivos sean conformes todavía a las configuraciones recomendadas

•  Detectar automáticamente los dispositivos recién conectados a la red, pero no configurados y aplicar automáticamente la política establecida por el administrador para los nuevos dispositivos.

El programa del BLI Security Validation Testing establece criterios estándares del sector en áreas de Penetración del Dispositivo (Device Penetration), Cumplimiento de la Política (Policy Compliance) y Resistencia de Firmware (Firmware Resilience). Administrado por Keypoint Intelligence-Buyers Lab, ampliamente reconocido como fuente independiente de datos de prueba en el sector de equipos de oficina, la piedra angular del programa es una prueba práctica llevada a cabo por Keypoint Intelligence en colaboración con empresas acreditadas en pruebas de seguridad.

Durante la última década, MPS Monitor ha estado proporcionando supervisión de flota de alta calidad, gestión de contadores y logística de los consumibles en una plataforma, basada en el Cloud, a los distribuidores de todo el mundo”, declara Nicola De Blasi, director general de MPS Monitor. “Estuvimos trabajando continuamente para garantizar nuestra solución y para estar a la vanguardia en los aspectos de seguridad y privacidad: obtener el sello Printer & MFP Security Validation Testing for Policy Compliance por parte de BLI, ha significado para nosotros una prueba más, considerando el alto nivel que proporcionamos a todo el sector de la impresión. Esto resulta ser sumamente importante en un momento tan crítico como el actual, en el que la ciberdelincuencia se está aprovechando de la situación de incertidumbre, mientras la mayoría de las empresas ha tenido que aumentar sus defensas de seguridad, tanto dentro de la empresa misma como en los entornos del trabajo desde casa”.